Alemania dice no a los eventos de Facebook

Las autoridades de Alemania están viviendo algunos dolores de cabeza debido a algunos problemas de desorden social por eventos promocionados a través de Facebook.

Varios ministros del Interior de distintos estados federados alemanes han exigido la prohibición de la convocatoria de fiestas a través de las redes sociales, especialmente Facebook, tras varios incidentes con asistencias masivas y descontroladas a celebraciones privadas.

“Cuando la seguridad y el orden público se encuentran amenazados las convocatorias de fiestas a través de Facebook deben ser prohibidas de antemano”, detalló el ministro de Interior del estado de la Baja Sajonia, Uwe Schünemann al diario dominical Welt am Sonntag

En esto coincidió Ralf Jäger, titular de Interior de Renania del Norte-Westfalia, quien considera en el mismo rotativo que “si existen indicios de peligro para los participantes o terceras personas en fiestas convocadas a través de Facebook, los responsables del orden locales deben prohibir el acto”.

Su homólogo de Baviera, Joachim Hermann, advirtió a su vez que una inocente invitación a una fiesta de cumpleaños puede convertirse rápidamente “en un grave problema de seguridad” de consecuencias impredecibles.

La alarma por esas convocatorias se desató cuando a principios de junio pasado una adolescente que planeaba su fiesta para celebrar que cumplía 16 años, de manera errónea dejó la invitaciónn abierta en Facebook y se presentaron mas de 1,600 personas.

Más de un centenar de agentes fueron necesarios entonces para controlar la situación en un barrio de Hamburgo, donde detuvieron a 11 participantes en la fiesta por agresión física, daños materiales y resistencia contra la autoridad.

El fin de semana de Pascua de Pentecostés la policía tuvo que disolver varias fiestas convocadas a través de Facebook, entre ellas una en Wuppertal, al oeste del país, a la que se sumaron espontáneamente 800 personas, en la que la policía detuvo a 41 jóvenes y se registraron 16 heridos de distinta consideración.

En septiembre de 2010 se había registrado un caso similar, en el que Rebecca Javeleau, una adolescente británica de 14 años, había recibido la confirmación de más de 21,000 invitados para el festejo de sus quince años.

La intención de la chica, de acuerdo al diario The Daily Telegraph, era invitar a 15 personas pero en cuestión de días la lista de asistentes escaló hasta los 21,000 invitados, por lo que tuvieron que acudir con la policía para prevenir cualquier altercado.

En febrero del mismo año, la casa de una familia en Merseyside, Inglaterra, fue destrozada luego de que una adolescente de 15 años recibiera a más de 50 adultos en una fiesta promocionada en Facebook. Asimismo, en 2008 un joven australiano de 16 años hizo una fiesta a la que llegaron 500 personas porque publicó su dirección en su página de MySpace, de acuerdo con el diario británico.

Schünemann exige que los jóvenes reciban en los colegios información sobre los peligros de Facebook y reconoce que “los adolescentes no saben en muchas ocasiones la que pueden llegar a armar”.

Asimismo advierte que los ayuntamientos pueden exigir a los padres del convocante a la fiesta que asuman los costos derivados de un festejo incontrolado, que pueden ascender a miles de euros.

Por su parte Hermann subraya que para la persona que realiza la invitación pueden producirse a veces “costos enormes”, ya que muchos de los que acuden espontáneamente a esas convocatorias sin haber sido realmente invitados sólo buscan causar disturbios y destrucción.

“En el caso de que se abra una investigación por causas delictivas, el causante puede llegar a tener que asumir incluso los costos del despliegue policial”, advierte finalmente el titular de Interior de Baviera.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pinbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL