Facebook y Twitter apoyan a los medios de comunicación

Las redes sociales están moviendo al mundo, y el mundo a su vez hace mover a las redes.

Buenas noticias para los manifestantes y los alborotadores de las redes sociales  (y, a pesar de esos grupos, contra la censura popular en general): Facebook y Twitter no se someterán a las llamadas de cierre  cuando los ciudadanos sean ingobernables, como la ciudadanía en Inglaterra, hace un par de semanas en Londres y varias ciudades británicas.

Sí, estamos hablando de Gran Bretaña aquí, pero querrás mantener un ojo abierto en este caso, porque su resultado tiene implicaciones  en todo el mundo. Lo que sucede en el extranjero va a resonar en cualquier país. Especialmente cuando en el futuro las inevitable llamaradas son (también  inevitablemente) avivadas con la complicidad de la aparición de herramientas de mensajería social.

Para cuadrar las cuentas con Teresa May, secretaria de estado de Gran Bretaña sobre el tema este jueves, Facebook y Twitter según se informa, no cedieron terreno,y de acuerdo con The Guardian, ”Advertieron al gobierno en contra de la introducción de medidas de emergencia que podrían marcar el comienzo de una nueva forma de censura online” . Dicho esto,  es probable que haya discusión acerca de lo que los dos gigantes de la red social podrían hacer para mitigar el mal uso de servicios, incluyendo un trabajo más eficaz con la policía británica. Sí, vamos a querer ver eso último muy de cerca, parece que la policía interceptó comunicados privados de Blackberrys durante el desastre, y fueron capaces de utilizar la información para frustrar los ataques a los principales monumentos de Londres. Eso es probablemente una buena cosa, pero imagina las autoridades (policía, el gobierno, lo que sea), alegando los mismos derechos de “escucha” en torno a las protestas pacíficas u otras reuniones civiles, en cuyo caso se comienza a sonar como una cosa muy mala.

Las acusaciones iban de que los vándalos estaban usando herramientas de redes sociales, así como los servicios privados de mensajería para coordinar las hostilidades durante los disturbios de Londres, que tuvieron lugar entre el 6 y el 10 de agosto. Sin embargo, miles de londinenses con buenas intenciones también emplearon servicios como Twitter y Facebook para organizar la limpieza en masa durante la mañana siguiente. Mientras que el primero no fue una sorpresa, el último si lo fue, y un recordatorio notable de como la tecnología puede ayudar cuando te propones hacerlo.

Facebook y Twitter ya se reservan el derecho de interceptar y eliminar los despachos de usuario con clara intención de violencia o actividades delictivas, y parece que la policía puede emitir una orden para acceder a los mensajes privados (por ejemplo en la red de Blackberry), por lo que ya hay una especie de mecanismo para hacer frente a estas cosas. No hay necesidad de saltar de puentes con todo o nada sobre las medidas.

Además, el hecho de que Twitter y Facebook no existieran hasta mediados de la década del 2000 no impidió los disturbios que tuvieron lugar en diversas partes del mundo antes de esa fecha. Las redes sociales no causan disturbios, la gente los ocasiona.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.