Mi amor, no es lo que parece

Ya es sabido que las redes sociales están en todos lados, y por supuesto, también en nuestra vida amorosa. Y así como sirven para hacer nuevos amigos y encontrar pareja, las redes sociales también pueden destruirlas.

Mario Ramos Meléndez, gerente general de Exeperú.com, sostuvo que en la actualidad las redes sociales se han

convertido en la principal caja de resonancia de unir y desintegrar relaciones, “escribir o recibir un comentario donde se incluye la frase “besos y abrazos” que es visto por la pareja, es capaz de crear una historia de presunta infidelidad.

“Entonces, se desata una serie de preguntas entre las que se incluyen: ¿Quién es esa? ¿Por qué te dejo o le dejaste besos?, ¿Desde cuándo se conocen?, ¿Qué necesidad tiene de dejarte ese comentario?”, agregó.

“Esta situación motiva que tu pareja sienta que le dedicas más tiempo a tus contactos que a ella”, dijo.

Meléndez afirmó que si la pareja es parte de la red social a la que pertenece una persona, estará constantemente vigilando la página para ver con quienes interactúa y podría celar ante la menor sospecha.

“Tú pareja jura que tienes un cyber-amor y hace todo lo posible por espantarte a los que siente demasiado cerca dentro de la red social, y hasta en algunos casos te pide que elimines a tal persona”, expresó.

Puede pensar que la manera en que se intercambia mensajes con tus contactos del sexo opuesto, es demasiado atrevido.

“Tu pareja piensa que le coqueteas a todo mundo, te obliga a que le escribas frases amorosas en su perfil, para dejar en claro que estas solamente con ella”, anotó.

Asimismo, se molesta porque tienes “demasiados” contactos del sexo opuesto, sin darse cuente que a ella o él le ocurre lo mismo. Por lógica, uno siempre deberá tener más contactos del sexo opuesto.

“Entonces, empiezas a cohibirte y a dejar de ser tú, para evitar que seas con los demás como fuiste con ella cuando se conocieron”, comentó el experto.

Ramos Meléndez recomendó que la manera más saludable de preservar una relación dentro del fenómeno de las redes sociales es manteniendo la confianza y transparencia entre la pareja porque “el que lee lo que no debe, se entera de lo que no quiere”.

Sostuvo que las redes no son el problema, lo que sucede es que estas herramientas se convierten en un conducto que facilita la infidelidad dentro de matrimonios que sin el medio les hubiese resultado más difícil.

Comments on this post

No comments.

It is necessary to login to write comment.

Trackbacks and Pinbacks on this post

No trackbacks.

TrackBack URL